Semanalmente organizamos reuniones y servicios. La Biblia nos enseña en Romanos 10:17 que la fe viene de escuchar la Palabra de Dios; por eso el poder unirnos, escuchar juntos, aprender, reflexionar, consultar y el poder profundizar en la Palabra de Dios es esencial para hacer crecer nuestra fe y poder obtener así una relación más estrecha y cercana con nuestro Padre Celestial.